Venezolana es asesinada por un reciclador y lanzada a una alcantarilla

Venezolana asesinada por un reciclador y lanzada en alcantarilla
Foto: Policía de Bogotá

Lizbeth Araque Maldonado, de 21 años de edad, es la venezolana asesinada por un reciclador y lanzada en alcantarilla de Engativá, específicamente en el barrio Garcés Navas de Bogotá.

La joven venezolana asesinada estaba reportada como desaparecida ante las autoridades desde el pasado 18 de agosto, que se presume ocurrió el hecho de sangre por aparentes motivos sentimentales.

El victimario fue identificado como Rubén Darío Guzmán, un reciclador de Engativá, que hace aproximadamente un año conoció a Lizbeth mientras vendía tintos en algunos barrios de esa localidad.

Según el relato del homicida confeso, él coincidió con Lizbeth un par de veces en sus recorridos por las calles y entablaron una amistad que posteriormente se convirtió en una relación sentimental.

Indicó Guzmán a las autoridades que él la contrataba los lunes, martes y jueves para que lo ayudara a clasificar el material de reciclaje y le pagaba entre 30.000 y 40.000 pesos.

Contó además que en ocasiones le permitía que se llevara algunas cosas que podría usar en su casa. Pero que todo cambió bruscamente el 18 de agosto, cuando según él descubrió el engaño de aquella mujer.

El relato frio del hombre describió que días previos al día 18, él había ido por primera vez a la casa de Lizbeth, ubicada en Suba, para llevarle un comedor que le iba a regalar. Allí se dio cuenta de que ella no era soltera, que estaba casada, y se fue del lugar sin decir nada.

Aquel martes 18, cuando la mujer y su hija (quien eventualmente la acompañaba) volvieron a donde Rubén, él le reclamó que estaba casada. Ella –según Rubén- respondió que si no le parecía, con gusto se iba.

Él en su confesión ante el Juez dijo que la respuesta le llenó de ira, reconoció su reacción fue dispararle con un arma de fuego. Y luego desapareció el cuerpo.

Una vez la asesinó, Rubén llevó su cuerpo al barrio Garcés Navas, a una media hora a pie de su vivienda. En ese punto decidió arrojar a la mujer en una alcantarilla ubicada en la carrera 104.

Luego tomó a la niña, la metió a un coche, se la llevó a Suba, y la abandonó cerca de la casa a donde días atrás había ido a llevar el comedor. Los uniformados hicieron el seguimiento de cámaras de seguridad y lograron identificar al criminal llevando a la bebé cerca de su casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here