Un centro de detención en Nueva Esparta tiene un mes sin agua

Venezuela.  Un centro de detención preventiva de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en el estado Nueva Esparta tiene más de 45 días sin recibir agua corriente, así lo denunció la ONG venezolana Una Ventana a la Libertad.

Como consecuencia de la escasez de agua, se han propagado las enfermedades entre los detenidos, aseguró la ONG, a la vez que agregó que los familiares de los reclusos deben llevar botellas de agua y camiones cisterna para solventar la situación.

También en su comunicado, la organización dio a conocer el testimonio de Rosairis Pérez, familiar de uno de los privados de libertad, quien dijo: «Todos los días tenemos que estar cargando agua hasta la base para que ellos se puedan asear y preparar comida».

Pérez agregó que siempre le lleva a su familiar el botellón de agua para que tome, pero ahora tiene que llevar dos o tres. «Camino varias cuadras para llegar y es duro. Hay gente que viene de más lejos», comentó.

La escasez del agua es una problemática que se viene denunciando desde hace tiempo en la isla de Margarita. Sin embargo, la situación de los reclusos es más compleja, ya que no tienen manera de suplir la necesidad por si mismos, sino que dependen de sus familiares.

En época de pandemia, como la que se vive en la actualidad, el agua es menesterosa para cumplir con los protocolos de higiene que son requeridos para evitar la propagación del COVID-19. La falta del recurso vital en el centro de detención preocupa a la ONG en cuanto a bienestar de los privados de libertad.

cabe destacar que Una ventana a la libertad también denunció el fallecimiento de 37 detenidos por tuberculosis en 119 centros de detención. Por su parte ninguna autoridad del gobierno de Nicolás Maduro se ha pronunciado sobre la problemática públicamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here