Por cierre de Consulados en Venezuela miles de víctimas colombianas quedarían indocumentadas o perderían su nacionalidad

cierre de Consulados en Venezuela

Venezuela. Miles de personas que realizaron trámites o gestiones de legalización o solicitudes de nacionalidad en los Consulados de Colombia, podrían quedar indocumentadas a raíz de una posible clausura total de las sedes consulares en el país venezolano.

Así da cuenta una denuncia presentada a la redacción de 24 SIETE NEWS, por parte de un grupo de colombianos, donde plantean la gravedad del asunto al revelar que funcionarios de la Cancillería de Colombia han realizado reuniones para obligar a los encargados de funciones consulares a entregar las sedes donde se encuentran los consulados y trasladar los archivos documentales y sus bienes muebles a la sede de la Embajada de Colombia en Caracas.

Trascendió de las fuentes denunciantes que un funcionario del gobierno colombiano «de apellido Castañeda, que aparentemente estaría vinculado a la Embajada de Colombia en Caracas desde tiempos del expresidente Santos, y otros de la Dirección de Finanzas de la Cancillería entre los cuales figura Emmanuel Arango, Director Administrativo y Financiero; estarían forzando esta situación».

Comentaron que el personal consular manifestó que no es necesario solicitar beneplácito del Estado receptor (Venezuela), sino que solo se debe informar, entregar las llaves de los inmuebles a sus propietarios y llevar los bienes muebles a Caracas.

De ser así, esta medida violaría flagrantemente la PARTE IV sobre enmienda y modificación de los tratados de la Convención de Viena firmada el 23 de mayo del año 1969 y, por ende, incurrirían en una evidente violación a la soberanía del Estado receptor —Venezuela.

Esto debido a que no solo se debe cumplir con la formalidad de informar al Estado receptor (Venezuela), sobre la modificación de la norma, sino que también deben recibir del país venezolano una autorización mediante nota verbal dando acuse de recibo y autorizando su traslado.

«Y, a su vez, publicar en Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela que los inmuebles ya no gozan de inmunidad diplomática para que sus dueños los puedan enajenar o arrendar nuevamente», sentenciaron.

También agregaron que, de incumplir el Estado colombiano con esta formalidad, pondrían al margen de la Ley tratados internacionales suscritos válidamente por la República.

Y, por ende, el traslado arbitrario de bienes diplomáticos podría ser retenido, en cualquier alcabala, por las autoridades de Venezuela quienes podrían ponerlos en resguardo en razón de que la empresa que los transportaría no estaría en legalidad ni en la cualidad debida para movilizarlos.

Permisología para cierre de Consulados en Venezuela

Entre tanto, se pudo conocer que, a la fecha, no existe ante la Cancillería de Venezuela ningún radicado notificando de entregas de sedes ni solicitudes de autorización de traslado de bienes diplomáticos, propiedad de la República de Colombia, ni de sus materiales consulares a la capital venezolana; lo que complicaría la situación.

Por eso, «estaríamos frente a un posible movimiento clandestino al margen de toda norma y formalidad diplomática», expresan los denunciantes.

Preocupación por los archivos secretos

Ellos creen que, si esto llega a ocurrir, miles de ciudadanos que consignaron documentos originales que demuestran masacres, desapariciones forzadas, despojo de tierras, desplazamientos, extorsiones y asesinatos por grupos armados, con el objeto de ser reconocidos como víctimas y restitución de tierras, registros de nacimiento, defunción y matrimonio, así como escrituras públicas para rectificación o cambio de nombre y hasta ventas de inmuebles o actos notariales; quedarían afectados con esta supuesta medida de cierre de Consulados en Venezuela:

«Si bien es cierto que desde el 2014 los trámites se hacen en línea, anteriormente no, lo que se traduce en que en los archivos de los Consulados reposan documentos originales que no tienen respaldo, de los cuales se ha derivado su nacionalidad, la nacionalidad de sus descendientes, derechos filiatorios, concubinatos, matrimonios y reconocimientos de derechos».

Es por ello, que el posible traslado de los 14 consulados en Venezuela por parte del Gobierno Colombiano a la Embajada en Caracas, ha sido considerado, por cada una de las distintas colonias colombianas en el país, como una acción desmedida y apresurada;

«Considerando que en el traslado se pudiera extraviar, destruir, deteriorar o refundir algún expediente de Ley de Victimas, Exhortos y Antecedentes para obtener la nacionalidad o cualquier otro documento original administrativo».

Más cuando —insistieron—, «en las distintas sedes de los Consulados Colombianos en Venezuela, reposan Exhortos y Cartas Rogatorias originales llevadas por organismos policiales de investigación, Fiscalías y Procuradurías en Procesos Penales de cuyo contenido dependen sentencias, privaciones de libertad y destino de muchas personas».

Venta de bienes por cierre de Consulados en Venezuela

Los denunciantes también dijeron que estos funcionarios tienen la intención de vender las camionetas Toyota que cada Consulado tiene asignadas; las cuales se compraron por más de 30 mil dólares americanos cada una, y su valor unitario estaría negociado por unos 9 mil USD.

«De igual forma, estarían planteando la venta de las plantas eléctricas de última tecnología que posee cada sede consular; cuyo valor en el mercado venezolano es muy alto debido a la hiperinflación y la crisis eléctrica que atraviesa el país».

Agregaron que también existe un sin número de obras de arte, cuadros de pintores colombianos reconocidos mundialmente, algunas esculturas y libros autografiados; cuyo valor asciende a miles de dólares.

«Y la mayoría de ellos no figuran dentro de los inventarios de la Cancillería por cuanto estas obras de arte fueron donadas estando los consulados en pleno funcionamiento; lo que sería casi imperceptible si se pierden antes, durante o después en la mudanza».

Si se extraviare o deteriora algún documento —explicaron— sería de grandes dificultades para el gobierno colombiano; «lo que dejaría en evidencia el mal manejo de la Cancillería colombiana».

¿Quién respondería civil, penal y administrativamente por la decisión?, ¡se preguntan! Por tal advertencia, los denunciantes piden una debida investigación sobre la posible clausura total de los 14 consulados colombianos y el manejo de sus bienes; al tiempo que exigen un pronunciamiento oficial por parte del Gobierno del presidente Iván Duque Márquez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here