Los campanarios están a punto de ser sonados porque la iglesia quiere abrirse

Campanarios quieren sonar en Venezuela

Los tiempos son difíciles, más aún en Venezuela donde además de la pandemia global que ahora tiene su epicentro en Latinoamérica, el país padece por la escasez de gas doméstico, gasolina, agua, luz; es decir, sus habitantes no cuentan con los servicios públicos más elementales.

Ante este panorama, la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) ha propuesto un protocolo para flexibilizar la cuarentena y poder incorporarse a la actividad ciudadana, por supuesto, cumpliendo una serie de medidas que deberán ser acatadas tanto por el clero como por los feligreses.Quiere decir que la iglesia católica quiere hacer sonar sus campanarios y abrir sus puertas, siguiendo el protocolo eclesial frente a la pandemia del coronavirus, porque considera que hay un pueblo sumido en la incertidumbre y necesita a sus líderes religiosos para ayudarles a salir airosos, durante este tiempo tan turbulento.

El documento que publicó la CEV exhorta a sacerdotes y fieles a conocer con antelación las orientaciones y disposiciones a seguir durante las celebraciones litúrgicas, una vez se retomen de manera presencial; así como el protocolo a cumplir durante las diversas celebraciones sacramentales y de vida pastoral.

La iglesia aclaró que aunque no existe una fecha establecida para esta reactivación presencial gradual, dejan claro que ellos se están preparando para que ese día llegue pronto, porque los templos necesitan a sus fieles y viceversa. Invitan a la feligresía a conocer a plenitud este documento en la página web de la Conferencia Episcopal Venezolana y preparase en familia, además de orar. Visita: https://conferenciaepiscopalvenezolana.com/conferencia-episcopal-venezolana-presenta-protocolo-eclesial-para-la-flexibilizacion-de-la-cuarentena

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here