FundaRedes exige se permita ingreso y atención digna a ciudadanos que retornan al país

Representantes del Observatorio de Derechos Humanos de FundaRedes exigieron a la Defensoría del Pueblo que se garantice el respeto a los migrantes venezolanos a quienes se les ha vulnerado su derecho a migrar y regresar, al libre tránsito, y a una atención digna en medio de la pandemia de COVID-19.

Gerardo Rincón, coordinador del Observatorio de DDHH de FundaRedes en Táchira, consignó ante la Defensoría un escrito donde se evidencia que  más de 27 mil ciudadanos han solicitado  entrar a Venezuela según migración Colombia, pero el Estado venezolano limitó el ingreso solo a 1200 personas cada semana, a razón de 900 en Táchira y 300 en Apure, restricción que se traduce en que pasará mucho tiempo para que estas personas logren llegar a sus hogares, y mientras tanto permanecen en condición de calle en ese país vecino.

El coordinador del Observatorio de DDHH de FundaRedes, acompañado por activistas de la organización, recordó que estos miles de venezolanos que buscan regresar a su país, en uso de su legítimo derecho, se encuentran desprotegidos en la frontera, con miles de niños, mujeres embarazadas y personas de la tercera edad, expuestos en situación de calle, sin un lugar donde dormir, ni alimentos, en pleno desarrollo de la crisis de salud mundial generada por la pandemia.

Denunció que el Estado venezolano se ha visto imposibilitado para recibir a sus propios connacionales que hoy decidieron retornar, y aun así no cede en la necesidad imperiosa de permitir el ingreso de la ayuda humanitaria, para tener los recursos básicos y así poder atender a todos los hermanos que vuelven a su tierra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here