Levanta suspicacia traslado de Enrique Vives hacia una clínica en Santa Marta

Levanta suspicacia traslado de Enrique Vives hacia una clínica en Santa Marta

Colombia. Hace menos de tres días Rafael Enrique Vives Caballero manejaba bajo los efectos del alcohol y a exceso de velocidad cuando atropelló a seis jóvenes quienes caminaban por la carretera nacional Troncal del Caribe en la ciudad de Santa Marta.

El hecho ha causado mucha indignación en todo el país porque el conductor del vehículo responsable del fatal accidente se trata de un político y empresario colombiano quien hace un tiempo se postuló al Concejo de la capital del Magdalena.

A raíz de este hecho punible, Vives Caballero hoy día deberá enfrentar cargos ante la justicia colombiana. Sin embargo, el imputado apareció en las últimas horas internado en la sede de Perfect Body Medical Center de Santa Marta.

Esto porque, según la historia clínica, Vives presentaría un episodio de insomnio de conciliación, hipokalemia secundaria, estado de ansiedad no especificado, dolor abdominal en estudio, gastritis aguda, dorsalgia, traumatismo facial leve, contusión en labio superior y deshidratación moderada con manejo de fluidoterapia.

Y a pie de juntillas de su evolución física consideran que el implicado no se encuentra en condiciones para realizar la audiencia propuesta y sugieren reprogramar la misma para cuando se le resuelva su trastorno hidroelectrolítico.

Sin embargo, para dos médicos especialistas consultados para la realización de la presente nota, la sintomatología asociada que refiere el paciente no reviste ninguna gravedad y tal y como lo indicó su valoración médica: «el paciente manifiesta sentirse regular».

Mientras que su trastorno electrolítico, con el que se argumenta la necesidad de no asistir a la justicia; los médicos coindicen en que, como el paciente negó un cuadro diarreico, su deshidratación puede estar provocada por la ingesta de alcohol.

Acción que le levantó sospechas entre los familiares de Camila y Leonor Romero, Juan Diego Álzate, Camila Martínez y Laura Valentina de Lima; las víctimas que fallecieron en el lugar del accidente.

Mientas que Rafaela Pertuz Zaneite, de nacionalidad venezolana, murió en una clínica de Santa Marta. Y en el hecho también resultó herido Brayan José Añez Palencia, quien aún permanece en estado crítico recluido en un centro hospitalario.

Para los familiares de todos ellos, el cuadro clínico de Rafael Enrique Vives Caballero sería no más que una vil estrategia de la defensa para suspender la audiencia por su caso penal.

Aunque esta solicitud fue rechazada por el tribunal que además aprobó la petición de aseguramiento intramural hecha por fiscalía.

Por lo pronto, tanto los familiares de las víctimas, así como gran parte de la colectividad samaria, esperan que se haga justicia y que Vives Caballero pague por el homicidio culposo, por el cual le está imputando la Fiscalía General.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here